Privacidad en las sociedades anónimas en Panamá

Si está pensando en abrir su propia empresa en modalidad offshore, definitivamente debe tener en cuenta las innumerables ventajas de las sociedades anónimas en Panamá, principalmente en términos de economía, fiscal y protección personal de cada uno de los accionistas. Tenga presente que este tipo de organizaciones en Panamá vienen acompañadas de varios beneficios de orden jurídico que no se tienen en el país de origen, en especial en cuanto a la privacidad de los datos e inversiones privadas.

Este tema ha sido sumamente polémico en los últimos años, principalmente a raíz de la problemática de los «Panamá Papers», en donde se acusó a varias personalidades públicas y empresas que realizaban lavado de activos y fraudes fiscales en sus Estados de origen mediante un intermediario en Panamá; aclaramos que las políticas de nuestra nación no están enfocadas en promover este tipo de actividades y que el gobierno panameño se encarga de velar porque estos actos desleales no se cometan.

Sin embargo, la política que define que las empresas en la modalidad de sociedad offshore en Panamá tienen derecho a una privacidad respecto a las inversiones e identidades personales, en tanto que esta información no se divulgue al público en general o entre las instituciones financieras y estatales con el fin de garantizar el máximo bienestar de los inversionistas; de allí la denominación de anónima.

En este artículo, como los mejores abogados en Panamá, repasamos las características principales de las sociedades anónimas en el Estado de Panamá, haciendo énfasis en la importancia y los pilares que sustentan la privacidad en las empresas que desean hacer sus negocios en nuestro país, como cuna del comercio internacional.

¿Qué se considera una sociedad offshore anónima panameña?

Las sociedades anónimas en modalidad offshore son aquellas que se establecen en un territorio fuera de la procedencia o residencia de los inversores, esto con el fin de aprovechar diferentes beneficios fiscales que ofrecen algunas compañías para reducir impuestos, adquirir más credibilidad en el mercado internacional o expandirse más fácilmente a nivel global.

De esta forma, si en su país de origen imponen cuotas tributarias muy elevadas e injustas, pero no quiere perder su base de clientes local, podrá abrir una sede en Panamá y seguir comercializando con normalidad.

En el caso específico de Panamá, las empresas catalogadas como anónimas no están obligadas a responder por nada más que la cantidad que invirtió en la sociedad, no tendrán que declarar sobre ingresos externos de la compañía, previniendo las pérdidas originadas en fracasos empresariales, demandas o demás situaciones que lo obliguen a retirar el capital.

Este principio fundamental garantiza que las sociedades anónimas en Panamá tengan un derecho a la privacidad de sus activos, dado que ningún activo extra o inversión será publicada o ligada a la identidad del inversionista, permitiendo así que se protejan sus derechos fundamentales, se evite la especulación pública y se prevenga que se vincule con algún caso de fraude empresarial.

También, esto le garantiza que podrá realizar trámites con otros países sin importar su nacionalidad, por ejemplo, si su empresa tiene sede en Estados Unidos, tendrá limitado el comercio a naciones como Cuba, pero si la sociedad está registrada en Panamá, no habrá ninguna limitación, incluso si los inversores vienen de diversas partes del mundo, pues sus identidades y capital permanece incógnito a todo tipo de particulares o entidades.

Así mismo, el hecho de que sus inversiones permanezcan privadas le garantiza que pagará menos impuestos, pues la base gravable es el capital aportado en la sociedad y no se excede de este límite, permitiéndole un margen de ganancias más amplio que podrá reinvertir en la empresa o simplemente aprovechar un mayor porcentaje de dinero para tener una mejor calidad de vida.

A nivel de seguridad, tener una sociedad anónima en Panamá le garantiza una protección ante el público, ya que sus registros como dueño de la compañía o inversor permanecen en el anonimato, garantizando que su integridad física y económica se mantenga.

¿Cómo afectan las medidas de transparencia a la privacidad de las compañías?

Como hemos mencionado antes, las medidas de privacidad han generado varias problemáticas, por lo que el gobierno de Panamá se ha visto obligado a generar diferentes leyes de transparencia con el fin de prevenir los fraudes camuflados y el lavado de activos. En este sentido, con la ley 129 del 17 de marzo de 2020 establece que la Superintendencia de Asuntos No Financieros supervisará el sistema de registro de los beneficiarios fiscales, con el compromiso de que la información no se divulgará al público o entidades terciarias.

De esta manera, se garantiza que se mantiene un control de las transacciones con una entidad institucional que no va a divulgar la información privada, evitando los riesgos de seguridad e inestabilidad financiera.

Estas son las ventajas de las sociedades anónimas en Panamá en términos de privacidad, si desea conocer más, lo invitamos a comunicarse con nuestros abogados a través de los números +507 835 5810 y +507 774 0126 o el WhatsApp +507 6430 7051.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo